La relajación en la infancia es un práctica que cada día tiene más auge, aunque encasillada en la población adulta, no por ello deja de ser menos importante y menos eficaz en los niños.

LA INFANCIA

La infancia es la etapa más importantes del desarrollo. Marca en gran medida la manera de ver y experimentar el mundo del ser humano. Iniciándose con el nacimiento y acabando en la adolescencia, en esta etapa el nuevo ser empieza a vincularse con el mundo,el cual está lleno de nuevas sensaciones, emociones y cosas que descubrir.

Pero esto no quiere decir que sea una etapa fácil. De echo en este período hay una gran cantidad de cosas que no somos capaces de entender y que alteran nuestro comportamiento y relación con el medio. Cuando esto sucede es recomendable intentar que los niños sean capaces de relajarse.

En una sociedad como la nuestra, ser capaz de relajarse es algo necesario para preservar nuestro bienestar. La familia, la pareja, el trabajo, los amigos… tenemos muchas variables que tener en cuenta en nuestras vidas. Todo ello puede llegar a sobrepasarnos fácilmente si no somos capaces de relativizar las cosas, priorizarlas y disminuir el nivel de tensión que nos produzcan.

La infancia es una etapa vital caracterizada por un gran nivel de energía y emoción por descubrir.Aunque nos parezca que esta etapa es muy sencilla, el hecho es que la incomprensión de cómo funciona el mundo y la presencia de algunos estresores puede alterarles en gran medida y hacerles sufrir. Deben ser capaces de gestionar sus sensaciones, una gestión que no viene biológicamente impresa sino que debe aprenderse. Dentro de esta gestión entraría la capacidad de relajarse.

LA RELAJACIÓN

La práctica desde la infancia de técnicas de relajación no solo sirve para hacer frente a una situación de estrés concreta, sino que favorece que el niño adopte una posición más centrada y realista del mundo a través de la meditación. Ayuda a que en un futuro sean más capaces de hacer frente a diversas situaciones y que sean capaces de visualizar las cosas desde distintos puntos de vista. Además, también favorece la introspección, el autocontrol y el autoconocimiento físico y mental al hacerse más conscientes de sus propias reacciones ante el mundo y las circunstancias.

Es por ello, que en Llama Violeta-Nueva Era queremos dar a conocer esta práctica a los pequeños de la casa así como a sus familiares, para el bienestar interior de los niños y aprender herramientas para afrontar la vida desde otras perspectivas.Próximamente emprenderemos talleres de relajación para niños de todas las edades, os mantendremos informados.

Paz y Amor

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar