magia de san valentinMagia de San Valentín

Llega la Magia de San Valentín, lo que significa que muchos enamorados, novios o matrimonios, buscarán la forma de expresar sus sentimientos, agradecimientos y amor a esa persona especial que los acompaña de la mano por la vida.

Os propongo un ritual lleno de compañerismo, de complicidad, de entrega, de unión espiritual, que pueden sembrar como tradición en cada San Valentín y poco a poco crear un día mucho más íntimo y espiritual en la pareja.  la magia de esta fecha tan especial entra este año en la mitad de la Luna creciente y aprovecharemos toda su influencia y su poder de crecimiento en nuestro favor.

Esta ceremonia está destinada a mantener vivos los sentimientos que impulsaron a iniciar la relación. Para ello, conectaremos con la Luna, relacionada íntimamente con el mundo de los sentimientos.  Lo realizaremos en Luna creciente, ya que es esta fase lunar el momento propicio para realizar rituales para aumentar el amor, el incremento del deseo y el crecimiento espiritual en la pareja.

¿Cómo hacer un ritual?

Material necesario:

  • una varilla o cono de Incienso de rosa
  • Una vela rosa
  • Un cordón rojo, otro azul y otro blanco
  • Un trozo de cadena, de unos 15 cm de longitud.

Primero encenderemos el incienso y la vela rosa mientras recitamos la siguiente oración:

“En esta noche especial en la que luce la luna en su esplendor, pido a San Valentín que nuestro amor se mantenga tan firme como hasta hoy”

Miraremos fijamente a nuestra pareja, intentado recordar las vivencias llenas de alegría y pasión de los inicios, aquellas situaciones de complicidad que les vengan a la mente. Cuando estén listos para continuar, uno de los dos cogerá los cordones rojo y azul entrelazándolos por la cadena de modo que se queden enganchados a ésta, al mismo tiempo que la otra persona recita la siguiente oración:

“Así como los eslabones de esta cadena se mantiene libres aunque unidos, que nosotros estemos siempre juntos. Que nuestros corazones se entrelacen como estos cordones; y que el amor sea nuestra fortaleza”

Atar los eslabones de los extremos con el cordón blanco, haciendo 7 nudos, cogiendo cada uno un extremo del cordón blanco y tirando de él.  Guardar el brazalete en un lugar donde nadie lo pueda tocar.

Luego los invito a que comentéis los pensamientos que cada uno recordó al momento de encender la vela y disfrutéis de la magia de San Valentín de una forma diferente, íntima y personal.

Que tengan un feliz día de San Valentín luces violetas

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar