UNA MADRE ES…

Una madre es… esa persona que con toda delicadeza nos cuida en nuestra etapa de indecisión, nos enseña con amor a valernos en la vida y nos levanta con dulzura ante cada caída.

Esa mujer que no duerme cuando estamos mal, que vive en carne propia cada uno de nuestros sufrimientos y que se alegra con cada alegría y logro nuestro… como si fuera suyo.

Es la mujer que está ahí, sin miramientos, sin egoísmos. Es el amor de Dios hecho mujer, el más sincero, el más puro. Que daría la vida por nosotros, si fuera necesario. Siempre deseosa de hacernos bien, y aunque como ser humano pueda equivocarse, nunca lo hace por maldad.

Es el ser sublime con el que aprendemos el verdadero significado de la palabra AMOR, CONTENCIÓN, ENTREGA, SINCERIDAD

Ser madre significa cambiar tu vida, tu tiempo y tu forma de pensar por tus hijos. Significa dar todo tu corazón y entregar tus fuerzas cada día para sacar a tus hijos adelante y enseñarles a vivir. Significa tener una razón de ser para el resto de tu vida. Querer aprovechar y exprimir cada momento al máximo. Tener sentimientos encontrados al ver cómo tus hijos crecen, sintiendo dicha y nostalgia cuando avanzan dando pasos de gigante por la vida.

A una madre le duele más que a nadie decir NO a sus hijos, retarles, medir sus fuerzas, verles caer, abandonar sus sueños o desaprovechar sus capacidades. Pero conoce la importancia de los límites y pretende que sus hijos los aprendan.

Una madre no puede vivir por sus hijos pero sí procura compartir lo máximo con ellos. Por eso, una madre intenta cada día coser unas alas enormes y ligeras que permitan a sus hijos volar muy muy alto.

El corazón de una madre se engrandece día a día con acciones de todo tipo. ¿Alguna vez te has detenido a pensar en ellas? De seguro ya intuirás algunas, mientras que otras, puede que te sorprendan.

Una madre se anticipa a los deseos de los hijos, prevé necesidades y busca hacer que sus hijos tengan lo esencial para poder ser felices. Sencillamente porque anticiparse a las circunstancias, la llena de emoción y expectativa.¿Recuerdas aquellos cumpleaños que tu madre preparó con tanto amor para ti? Una madre vela por el descanso de sus hijos en todo momento, nunca se rinde. Aunque tenga miedo, se haya equivocado y a pesar de las dificultades, una madre busca la manera de seguir adelante por y para sus hijos.

Y sí, una madre puede llorar, desfallecer y tener ”bajones” como cualquier otro ser humano. Pero al final, siempre sabrá encontrar la forma de ponerse de pie, salir fortalecida y volver a brillar.

¡¡¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!!!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar